ILUMINADA ANABEL QUE RECORTAS HIERBA DEBAJO DEL AGUA

Por Andrés Romero baltodano

Las historias del arte en general suelen ser injustas.

Pecan por omisión.

Pecan por exclusión.

Pecan por selección.

No todas claro, pero en general las más populares, van desde simples recorridos por épocas ,hasta extensos ensayos sobre movimientos que de una u otra manera son visibles hasta la saciedad ( otra vez el impresionismo, el barroco etc)

El anonimato , a veces, es garantía de buen arte o de arte libre.

Para encontrar artistas que se salgan del formato oficial toca caminar mucho, darse una vuelta por las ventanas, que a veces cerro "no se quien".

Las compilaciones de arte a veces tambien solo muestran lo que se puede mostrar de acuerdo a miles de criterios y son miles de artistas, los que se quedan con sus expresiones debajo de un colchón con dibujos de una señora llevando un perrito...

Otras obras de arte se pierden entre la irracionalidad de una creencia o de un dogma o de un simple convencimiento...

Es mucho el arte que se hace y poco el que se muestra.

Y para acabar de completar este dramático cuadro el género femenino también se ve afectado porque estamos en el siglo XXI ( pletórico de tecnología) y la discriminación y el machismo siguen como Johnnie Walker (tan campantes) - esto para los adeptos nostalgicos de las campañas publicitarias-.

La literatura no está exenta de esto y las mujeres y la poesía en Colombia no tienen

lastimosamente la misma visibilidad.

En los textos escolares le dedican páginas y páginas a Rafael Pombo a Porfirio Barba-Jacb a

Fernando Charry Lara ( y no quiere decir que no se lo merezcan) pero mientras un escritor del género masculino es publicado y difundido, existen muchas escritoras que con una obra sólida y maravillosa son obviadas por ensayistas reseñistas y críticos.

Es el caso de una larga lista donde se nos cruzan una Fanny Buitrago, Orietta Lozano, Eugenia Sánchez Nieto, Colombia Truque...y entre ellas una poeta que nos hace abrir grandes cavernas mientras la leemos, una escritora y una mujer que urde la palabra con una fresa de odontología emocional...

Una escritora con libros tan entrañables como " "Casi poesía" ( 1975), "La mujer del esquimal" (1981) o "Medias Nonas" (1992)....Anabel Torres.

De ella todos se olvidan, como se olvidan de Julia Albarracín en la escultura, de Jacqueline Nova en la música, Patricia Bonilla en la fotografia...

Se olvida el país de sus poetas..y lastimosamente esto se vuelve amnesia cuando se trata ademas de una mujer...

En la página del hermoso Festival de Poesía de Medellín ( que tanto ha hecho por la palabra) encontramos estos poemas de Anabel....

Entren con escafandra para la ira...Anabel habla...lllora....esculpe venados en una noche fria....

2 comentarios:

Anónimo dijo...

si desgraciadamente la historia del arte siempre se ha contado desde occidente y desde una posicion machista generamete como tu dices y olvidan otros lugares como por ejemplo latinoamerica, colombia en nuestro caso.

Es bueno que en estos espcios se resalten esos personajes olvidados.

besito angela salguero

andres dijo...

si pero pa aeso estan ojos abiertos.....y corazonse sedientos......
besos